¡Madre del amor hermoso que cojines más graciosos!
 
Cuando queremos sorprender a alguien y dejarles huella con un regalo especial a veces la solución la tenemos delante de nuestros ojos y con un poco gracia por aquí y unas pinceladas por allá transformamos un objeto cotidiano en un regalo de lo más especial.
 
Para muestra, esta pareja de cojines de lo más amoroso. Lo mismo sirven para una siesta que para una guerra de almohadas que acabe en reconciliación.

Personalizados para la ocasión y pintados a mano aguantan carros, carretas y hasta lavados de 40 grados. 


Pueden dar mucho juego porque los puedes regalar como tal o guardar entre su relleno tesoros u otros regalos. ¿No te parece una idea fantástica?

3 respuestas a “Almohadas para bodas”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *