¡Pero qué a gusto que se está en la cama calentito con el fresquíbiris que hay fuera!
Y si te das media vuelta y encuentras a tu amorcete pensando lo mismo que tú fijo que los dos llegáis tarde a trabajar. 

Mejor dejamos lo de hacerse los remolones el fin de semana que para eso te voy a enseñar unos cojines la mar de amorosos y achuchables.



Están pintados a mano y además de que son súper grandes, tienen cremallera para lavarlos fácilmente en la lavadora.

Este juego de cojines los encargó un amigo de la pareja como regalo de boda para #lasnoviasbuenorras 


Llevan dos simpáticas muñequitas Mini-Pepis personalizadas tal y como iban Elena y Marta el día de la boda. 


 Esperamos que disfruten mucho de sus peleas de almohadas a partir de ahora. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *