Estamos cansados de ver películas y series americanas en las que un vecino le da la bienvenida a otro llevándole unas galletas. La misma receta sirve para pedir perdón o expresar gratitud. Es un acto que me encanta: regalar galletas para estrechar lazos.

Tal vez sea en la zona donde vivo pero por aquí no es muy corriente y sinceramente creo que no cuesta tanto. El ritmo vital al que estamos sometidos parece dejar en un segundo plano las relaciones interpersonales, muchas veces damos todo por sabido y no debería ser así.

Siempre había querido regalar galletas y hoy a sido el día. No ha sido por nada en particular, pero quería mostrar mi gratitud a una persona  y me he puesto manos a la obra. 

Había visto en una ocasión galletas con forma de botón y me llamaron mucho la atención porque al poderse atar con un lazo o cordón resultan muy coquetas.
Por si os animáis os paso la receta para hacer galletas de botón o de la forma que queráis.

{ INGREDIENTES}
  • 250 gramos de harina
  • 1 pizca de sal
  • 125 gramos de mantequilla
  • 120 gramos de azúcar
  • 1 huevo
  • Esencia de vainilla


{ ELABORACIÓN }

Bien mezclada la harina con la sal y vamos añadiendo poco a poco la mantequilla cortada en trozos y removemos bien hasta que quede bien integrada.

Añadimos el azúcar, el huevo y la esencia y mezclamos hasta formar una mezcla que podamos amasar con las manos.

Estiramos la masa y con un cortapastas (vaso, tapón o lo que tengas a mano) cortamos la forma que queramos, en este caso redonda.

Con un molde más pequeño marcamos el círculo interior del botón y hacemos los agujeros centrales (yo lo he hecho con una brocheta).

Colocamos las galletas sobre papel de hornear en la bandeja del horno que habremos precalentado a 180º y las metemos 10 minutos. Una vez pasado este tiempo las dejamos enfriar sobre una rejilla y ¡listo! Son super fáciles ¿verdad?


Como mis galletas eran para regalar las até con hilo rústico alimentario y prepare un sobre de papel craft para guardarlas. Decoré el paquete con un troquel recortado a mano en papel blanco  pegado al sobre y un lazo de hilo rústico.

Bueno y esto ha sido todo. Espero que hagáis muchas galletas para regalar. Un beso familia!

2 respuestas a “Galletas para regalar”

  • Me encantan y tienen una pinta… el sábado me pongo con la receta y te cuento. Gracias por compartirla. Ah! y para regalar son perfectas. Si me salen bien daré alguna que otra sorpresa. Un beso Vero

  • A mi, a mi, a mi, creo que son las que me regaló a mi! doy fe de que están buenísimas y de que hacen una ilusión tremenda!
    Gracias Vero por tu generosidad, primero regalándolas y luego compartiendo la receta.
    Eres un sol.
    Muak!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *