Al  final van a tener razón aquellos pesimistas que nos condenaban a un año sin verano y es que a punto de celebrar las Fiestas de San Juan muchos seguimos con la ropa de invierno en el armario y la toalla de la playa medio apolillada. Que digo yo que ya está bien con tanto frío, por no hablar de los últimos días de lluvias torrenciales que se han llevado por delante un montón de pueblos y campos. Si es que lo de ir siempre a lo grande en algunos casos no está bien, un poco de moderación Mami Naturaleza.

Bueno familia, pues hoy parece que las nuves están dejando un poco de tregua al astro rey, poquita ¿eh? no vayan ustedes a creer. Así qe vamos a ver si le animamos cantando aquello de Sal Solito, caliéntame un poquito… (lo mismo, si cantamos mal, nos vuelve a llover)

2 respuestas a “La Virgen de la Cueva”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *