Entre el veranito, las vacaciones, los niños, el calor… la verdad es que tenemos menos ganas de sentarnos a escribir y vamos retrasando muchas cosas hasta septiembre pero hay algunas que no pueden esperar.

El verano es sinónimo de  mucha cosas: playa, sol, terracitas, vacaciones y… fiestas de los pueblos.

Hoy voy a hablaros de una que a mi me tira mucho, me da mucho calor porque es una de las fiestas más queridas de mi pueblo, de mi paraiso particular: Alar del Rey y las piraguas.

Muchos, por no decir la mayoría de los que me seguís no conocéis este pequeño rincón perdido en el mundo rodeado de montañas y agua por todas partes, de ahí que su historia y sus tradiciones estén ligadas intimamente a este elemento y a la naturaleza. 

Cuna del Canal de Castilla, Alar del Rey celebra desde hace casi 50 años una prueba deportiva seguida por muchos: el Descenso Internacional del Pisuerga, la Fiesta Palentina de las Piraguas.

Mamá Josefa no podía dejar de poner su pequeño granito de arena a la hora de confeccionar el cartel de este año y aquí os lo presento, como he hecho en otras ocasiones.


2 respuestas a “Las Piraguas de Alar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *