Hace una semanas recibí el encargo para ilustrar una nueva familia Pepis. Esta vez llegaba desde Venecia.


Cuando comencé a ver las fotos que me enviaba Greta creo que hasta grite de la emoción. ¡Me encantaban! Desde la mamá pin-up hasta Ugo, un bolldog francés, todo parecía perfecto.

 Adoro los complementos y cualquier elemento estético que aleje a una persona del resto de la humanidad. Las fotos de esta familia me decían que eran diferentes y su retrato Pepis tenía que reflejarlo. Hasta hice publicaciones en las redes de lo emocionada que estaba y no era para menos.



Greta me lo puso fácil con sus fotos. Me envió varias imágenes de su boda ella con su sugerente peinado pin-up y su precioso vestido corto y Andrea con su tupé, su americana a cuadros y su pajarita ¡Madre mía! Eran perfectos. Después vi a los peques de la casa Leonardo y Amelia: dos muñequitos a los que vestí a juego con papá y mamá y por último Ugo, a cuatro patas y con enormes orejas. 



De verdad, gracias por enviarme estos trabajos ¡no sabéis como la he gozado dibujándoos!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.